.
  .

Lucharé por ti mi amor
con mis fuerzas y mis ganas,
con empeño y esperanza,
con ilusión renovada,
con paciencia muy calmada
en espera de mi tiempo,
con tácticas estudiadas
y estrategias bien pensadas,
con las danzas de mi vientre
con las armas de palabras,
con susurros de sorpresas
con miradas de dulzura,
y sobre todas las cosas
con mi fe y mi tesón,
y me iré con mi armamento
como una Juana de Arco
armada de comprensión
cabalgando sin descanso,
Y ! Ganaré ! Estoy segura
en tu campo de batalla
el trofeo de tu amor.

Tatiana Krahe
Madrid, Julio 2002.