Me siento; 

tu planeta girando alrededor tuyo

cuando me endulzas con tus palabras,

soy la ola tranquila de tu mar bravío

cuando me cuentas tus penas,

el agua ruidosa de tu cascada

cuando me inundas de risas,

la nube preñada de lluvia de tu tormenta

cuando siento tus soledades

y la brújula y el sextante de tu norte

cuando te noto perdido.

Resumiendo:

Me siento la estrella luminosa

de tu firmamento herido.

 
Tatiana Krahe.
Madrid, Junio 2002.