.

 

 

.

Hoy me invade la tristeza
corre por mis venas
asciende de abajo arriba
desciende de arriba abajo,
me deja flácida
sin fuerzas,
inerte como una roca
en medio de la montaña.
Borrada la sonrisa de mi rostro
borrada la alegría de mi alma
borrada la savia de mi cuerpo.
¡¡ Qué tremenda nostalgia
me invade !!,
de días vividos,
de sueños soñados,
anhelados y jamás
nunca alcanzados. 

Tatiana Krahe
Madrid, Abril 2002